Conocemos la diarrea como deposiciones blandas, líquidas y posiblemente más frecuentes de lo habitual. Suele ser autolimitada en unos días, si se prolonga en el tiempo, hay que pensar que puede ser por algún problema que deberíamos investigar

¿Cuándo podemos ayudarte?

Diarrea

Conocemos la diarrea como deposiciones blandas, líquidas y posiblemente más frecuentes de lo habitual. Suele ser autolimitada en unos días, si se prolonga en el tiempo, hay que pensar que puede ser por algún problema que deberíamos investigar.

Las causas más comunes incluyen: gastroenteritis por virus, bacterias o parásitos, algunos fármacos (antibióticos), intolerancia a azúcares simples (lactosa, fructosa, etc.), algunos polioles que se usan como edulcorantes artificiales (sorbitol, manitol, etc.), enfermedades como el síndrome de intestino irritable o patología inflamatoria intestinal crónica y por último y no menos importante, la disbiosis intestinal (alteraciones en la distribución de la microbiota intestinal normal)

Una de la complicaciones más frecuentes, sobre todo en niños y ancianos, es la deshidratación, fácilmente prevenible con un aporte adecuado de líquidos y minerales.

Un buen tratamiento preventivo y para recuperar el equilibrio intestinal, es la toma de probióticos con bacterias ácidolácticas (Lactobacillus y Bifidobacterium) y de prebióticos a base de almidón resistente, que favorecerán el crecimiento de bacterias productoras de sustancias antiinflamatorias y nutritivas para las células intestinales, lo cual acortará los periodos de recuperación.

¿Quieres saber cuándo podemos ayudarte?

Link to: AlergiasLink to: Autismo, TEA y TDAHLink to: CandidiasisLink to: Colon irritable
Link to: DiarreaLink to: Eczemas y DermatitisLink to: Enfermedad inflamatoria intestinal crónica (Crohn, Colitis ulcerosa...)Link to: Estreñimiento
Link to: Fibromialgia y Sindrome de fatiga crónicaLink to: GasesLink to: Infecciones de repeticiónLink to: Intolerancia alimentaria
Link to: MigrañasLink to: SIBOLink to: Otras Patologías